viernes, 18 de diciembre de 2015

Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología.


¡Yo no digo nada de tus maquetitas! Me espetaba una compañera del Departamento de Matemáticas, reprochándome, además, que era un intruso pedagógico de su materia.

Soy culpable; un profesor de Tecnología opinando de la competencia matemática. ¡Qué horror!.
Pero ahora quiero contar a esa profesora y a otros y otras, qué ha tenido que hacer mi alumnado para construir ese modelo a escala:

Tuvieron que medir las dimensiones de habitaciones y muebles reales. Reaprendieron lo que era una escala, pues no sabían como usar las proporciones, y pudieron así dibujar la planta de esas habitaciones. Vuelta a medir y trazar.
Para encajar el mobiliario necesitaron utilizar diferentes figuras planas y por supuesto, necesitaron realizar cambios de unidades, que tuvieron que desempolvar de sus mentes.

Llegó la hora de trabajar en grupo para construir su propia vivienda y ver como el plano se convertía en espacio. Más medidas y proporciones, visitas a internet para conocer las dimensiones de muebles que no habían medido y trasladarlas a la escala correspondiente. Realizar encajes en prismas para poder dibujar los desarrollos.

Más medidas, uso de diferentes materiales reutilizados para la construcción y algo tan valioso que no se ofrece en todas las clases: Tiempo. Tiempo para pensar, equivocarse, medir, trazar, cortar, volver a equivocarse y obtener un resultado similar al que habían pensado.

Todo eso y mucha imaginación. Ha sido mucho trabajo porque había que usar la competencia matemática, sabían poco de trabajo colaborativo y tampoco hacían el mejor uso de las búsquedas en Internet. De modo que nuestro trabajo de construir una vivienda no se ha limitado a usar el método de proyectos ni a cortar y pegar algo que resultara bonito.

Una tarea difícil que les ha pedido conocimiento y destrezas. Estoy orgulloso del trabajo de mis alumnos pero decepcionado con la percepción de compañeros y compañeras que no entienden más allá de lo que se puede escribir en una pizarra.

Y ahora que me digan dónde está la competencia matemática.

2 comentarios:

  1. Yo también les diría que hay cantidad de conceptos matemáticos que no sirven para nada en la vida real. Por en. Las raices

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi opinión las raices sí son importantes. A mis alumnos les explico que surgen, de forma natural, en los trabajos de arquitectura y construcción. Otra cosa es lo que ellos hayan trabajado con raices en aritmética; igual es eso lo que habría que cambiar.

      Eliminar